Organízate para ser productivo en el teletrabajo

El teletrabajo es la nueva forma de trabajar desde casa. Debido a la coyuntura social muchas empresas se han visto en la obligación de proteger a sus colaboradores y acatar los mandatos de sus gobiernos.

De pronto te convertiste en tele trabajador o home officer. Ahora crees que dispones de todo el tiempo del mundo para cumplir con tus labores de oficina, con las labores de casa y como si fuese poco, tomarte intervalos de descanso.

¿Por qué nos cuesta ser igual de productivos en casa que en oficina?

Tal y como se mencionó en la introducción, al estar en casa nos creemos con la capacidad de hacer todas las cosas que queremos y mantener nuestro ritmo de trabajo. Es mentira.

La verdad es que estamos acostumbrados al ocio en casa, y no es para menos. La palabra casa u hogar están psicológicamente vinculadas -en nuestra cabeza- como un espacio de libertad, relajación y familia.

Por otro lado el trabajo involucra una serie de procesos preparativos que, aunque parezca insignificante, advierten a nuestro cerebro de que una rutina está por comenzar.

¿Cómo puedo organizarme para el teletrabajo?

Para ser tan o más efectivos trabajando desde casa hay una serie de requerimientos que deberíamos cumplir para ayudarnos a prepararnos y concentrarnos en el desarrollo de nuestro horario laboral…

  1. No permanezcas en pijama. Nuestro cerebro es una esponja receptora que percibe todo lo que hay a nuestro alrededor, inclusive como estamos vestidos.

El cerebro asocia el pijama a un momento de ocio, de descanso. Por ende, si permaneces en pijama mientras trabajas, tu cerebro no activará sus sensores al 100 por ciento, lo cual disminuirá tu productividad a lo largo de tu día.

  • Arma un horario. El estar en casa no te da el derecho de hacer mil tareas al día. Pide ayuda si es necesario. Si tienes niños será mejor que pidas apoyo para que puedan cuidarlos mientras trabajas.

Lo ideal es tomar acción masiva y de esa forma lograr hacer en menos tiempo lo que hacías antes en horario de oficina.

No olvides dejar unos minutos libres para que puedas estirar las piernas y hacer unos cuantos ejercicios de respiración que ayudarán a liberar las tensiones.

  • Aleja tu celular. Si bien es cierto el celular es una herramienta de trabajo que en estos tiempos facilita la comunicaciones entre el empleador y el empleado. Sin embargo, necesitas sí o sí alejarte de el por un momento. A ello me refiero cuando, por ejemplo, requieres organizar documentos de suma importancia, escribir textos, hacer cálculos etc.

Toda actividad que requiera concentración perderá el hilo si nos distraemos con el celular cada cuanto tiempo.

  • Date un tiempo para contestar mensajes. Debemos reconocer que en tiempos de pandemia, nuestro círculo se mantiene más unido y comunicado. Responder mensajes en hora de trabajo no está mal, lo malo sería dejar de responderlos por un largo periodo de tiempo, ello podría ocasionar preocupación entre los nuestros.

Lo aconsejable es disponer dos horarios de no más de 10 minutos para atender los mensajes de textos, WhatsApps o mails. De esta manera podrás saber si tu equipo de trabajo te envió alguna acotación o tarea que debas realizar.

  • Crea tu propio espacio. El teletrabajo no es un motivo para llevar la laptop a la cama y trabajar bajo las cobijas. Debes adecuar un espacio en casa en el que te sientas a gusto y motivado.

Algunos consejos para crear tu espacio ideal son:

  • Consigue un escritorio
  • Ten a la mano una agenda
  • Coloca sobre tu escritorio lo que vayas a necesitar durante tu horario laboral
  • Procurar estar bajo luz natural
  • Ubícate en un espacio ventilado
  • Prioriza el silencio y la privacidad al momento de elegir tu espacio.

No olvides de disfrutar esta etapa pasajera pero significativa del teletrabajo, cada cambio es una nueva experiencia ¡Motívate!

Deja un comentario