Home Office: Crea un espacio productivo en casa

El tema del virus covid-19 ha forzado a las sociedades del mundo a cambiar de estrategia. Las oficinas, en muchos lugares del mundo, están vacías. Los trabajadores realizan el denominado ‘trabajo remoto’ o home office (trabajo desde casa). Por ello muchos ciudadanos se han visto en la necesidad de improvisar una oficina desde sus hogares. Sin embargo, hasta para acomodarnos en nuestro hogar hay ciertos factores que debemos tener en cuenta. Conócelos aqui:

Busca un lugar adecuado

Lo ideal es que tengas un espacio dedicado exclusivamente al trabajo y en el que te puedas apartar de tu día a día, situado lejos de televisores y zonas de ocio o zonas de tránsito en la casa, para evitar distracciones e interrupciones.

Aprovecha la luz natural

La luz es un elemento fundamental de productividad. Intenta situarte cerca de una ventana para contar con un buen nivel de luz natural, pero ten en cuenta que necesitarás apoyo de luz artificial para determinadas tareas.

Cuida la postura

Al trasladar el horario laboral a tu casa, todo tiene que ir en consonancia, y el mobiliario también. Por eso debe ser lo más ergonómico posible: si vas a estar ocho horas trabajando, es imprescindible contar con una silla operativa regulable. En cuanto a la mesa, lo ideal es que sea modular, versátil y elevable, para poder alternar el trabajo sentado y de pie. Si no cuentas con un lugar para dedicar en exclusiva a esta misión sería interesante contar con una mesa abatible o plegable, que se guarde al terminar el horario de trabajo, liberando de nuevo el espacio.

Crea un espacio de archivo

En casa vas a continuar generando documentación que necesitarás almacenar y clasificar, ya sea contando con una cajonera o un archivo en un armario. En ciertas actividades donde es necesario asegurar su custodia deberías tener uno con llave de seguridad. Esto te ayudará a mantener el orden, fundamental en el espacio de trabajo, incluso si el resto de tu casa es un caos (¡sobre todo si el resto de tu casa es un caos!).

Trabaja con buenas herramientas

No se trata sólo de tener buena conectividad a internet y enchufes a mano. Para trabajar desde casa necesitamos herramientas digitales bien adaptadas, que permitan la gestión de los recursos en remoto. Son fundamentales las soluciones para videoconferencias, tanto desde el punto de vista de las herramientas (monitores y cámaras de calidad) como desde el punto de vista del ambiente: que sea el adecuado a nivel acústico y a nivel espacial.

Cuida la energia

En la medida que estamos trasladando nuestro trabajo a casa es importante que mantengamos el control sobre nuestros consumos de energía y material de oficina, para evitar gastos innecesarios. También debemos tener presente la sostenibilidad al elegir el mobiliario, porque el reto de frenar el cambio climático continúa presente.

No te conviertas en un adicto al trabajo

Un tema que preocupa cuando se habla del teletrabajo es cómo mantener la relación personal con los compañeros de trabajo. Pablo Amorós nos aconseja buscar momentos para generar videoconferencias con ellos que eviten perder esa conexión y caer en la soledad y el aislamiento.

Deja un comentario