Cómo ser más productivo en el teletrabajo/home office

Si eres una de las personas a las que el brote del coronavirus obligó a una estricta adaptaciones hogar/oficina, este artículo es para ti.

La productividad en el trabajo y la productividad en la oficina son completamente diferentes. ¿Por qué? Enfoque y concentración.

¿Te parece que desde casa trabajas más que desde la oficina?

Si tu respuesta es sí es debido a que estas llevando una mala organización de tu tiempo. Ahora, puedes usar diferentes estrategias para organizar mejor en tu tiempo en casa.

1. Arma tu propia oficina

Si queremos alcanzar la productividad de nuestro lugar habitual de trabajo tenemos que armar nuestro propio espacio.

Teletrabajo no significa trabajar en pijama desde la cama. Decidir cuál y organizar cómo será tu espacio de trabajo es importante. Este debería ser limpio, amplio, con buena luz, es todo un reto.

2. Organízate

Una de las habilidades más fundamentales para un trabajador es saber manejar el tiempo. Al menos, si queremos ser productivos. Las tareas deben tener unas horas de trabajo estimadas, con una hora de inicio y una de fin. Si respetamos estos horarios, la motivación aumentará. Además, suponen una medida de nuestra eficiencia, pudiendo retarnos a nosotros mismos.

3. No andes en pijama

¡Activa tus interruptores emocionales! Algunos de nosotros contamos con unos pequeños interruptores en nuestro cerebro que se activan cuando hacemos cierta actividad rutinaria. Por ejemplo, levantarte, ducharte, vestirte. Es lo que hacías antes de trabajar desde casa, ¿no? Pequeños gestos como este, hacer deporte 20 minutos, o hacer la cama, activan nuestra mente.

4. Tienes que planificar

La planificación de trabajo es algo imprescindible en un trabajador de oficina. Muchas veces trabajarás solo, y dependerá sólo de ti el tiempo que tomes. Pero también, cuando trabajes en grupo, deberás cumplir ciertos timelines.

5. Visualízate en la oficina

Engaña a tu mente, es más fácil de lo que parece. Nuestro hogar hace que el cerebro cree asociaciones. Si estás en la cocina, te plantearás más frecuentemente abrir la nevera. O el salón, que te incita a tumbarte en el sofá. Hay que hacer un esfuerzo por separar dentro de nuestra mente las labores o actividades de casa de aquellas que son del espacio laboral.

6. No comas en exceso

No, no y no. No caigas en el vicio de levantarte continuamente a revisar tu despensa. Picotear o comer cualquier cosa delante del ordenador te distrae, y mucho. Tu cuerpo y mente necesitan que los cuides tan bien como puedas. Si normalmente sigues una dieta durante la semana, que ahora estés en casa no significa que eso deba cambiar.

7. Tomate un momento

Cada cierto tiempo en la jornada, es necesario hacer una pausa (un break, para los modernos). Para pasar mejor de una tarea a otra, es bueno desconectar unos instantes. No tanto en medio de una tarea, sino cuando la acabes. Lo importante de las pausas desconectar realmente, de lo contrario no son pausas. En el trabajo siempre hay alguien que te invita un café o a bajar a por comida, pero en casa estás sólo tú, así que eres el responsable de tus pausas.

8. ¡No te distraigas!

Una de las grandes pegas ante el teletrabajo es la mayor probabilidad de distraerse. Televisión, celular… Y ahora más que nunca, ¡las redes sociales! Desde que el Coronavirus se pasó de ser un tema con el que la gente se reía a ser el causante del confinamiento nacional, parece imposible alejare de las redes.

Deja un comentario