Aprende a controlar tus finanzas empresariales

El primer paso para la salud financiera de tu negocio es separar las finanzas empresariales de las personales.

El consultor Marco Fernandes, de la agencia ProLucro, dice que la capacidad de determinar si una empresa está dando lucro o pérdidas cae sensiblemente cuando se mezclan ambas finanzas.

“Toda transacción es importante y todo movimiento que ejecutas es vital. Pero cuando las transacciones de tu negocio se mezclan con las transacciones personales se vuelve más difícil crecer en la dirección que te planteas”, explica.

Un control de las finanzas empresariales donde no se logra distinguir los gastos de carácter privado de aquellos pertenecientes al negocio expone al emprendedor al riesgo de basarse en datos imprecisos y, en consecuencia, tomar decisiones con resultados peligrosos.

Además de separar las finanzas personales de las empresariales, otras recomendaciones también te ayudarán a mantener la salud financiera de tu negocio. “Si las sigues correctamente, ciertamente tu negocio tendrá éxito y los lucros serán mayores”, afirma el economista Flavio Maluf, que recomienda lo siguiente:

  1. Organízate

Observa los plazos de vencimiento de las facturas y boletos para pagarlos siempre en día. No pagues intereses por falta de organización. Mantén las cuentas de tu empresa visibles y en un lugar estratégico para no olvidarte dónde están.

  1. Registra entradas y salidas

Mantén un registro de todos los movimientos, desde los más simples hasta los más complejos. Puedes hacer esto en un libro, usando una planilla o con un sistema digital. Lo importante es llevar ese registro diario.

  1. Diferencia costos fijos y variables

Los costos fijos son aquellas cuentas que debes pagar todos los meses, como agua, luz, teléfono, nómina de salarios e impuestos. Los variables son los que dependen de la compra del mes, que varían de precio y que cambian o dejan de existir. Debes tener conocimiento de todos ellos.

Deja un comentario